Acciones y Consecuencias

No existe la decisión correcta,
mucho menos la incorrecta.
Simplemente para cada acción
hay una consecuencia.

Al decidir, por muy confuso que parezca
escoge aquella cuyo efecto más favorezca,
porque aunque el proceso no apetezca
su resultado será el que más enorgullezca.

Cualquier via que tomemos indudablemente nos hará crecer. Pero ahorraremos tiempo optando por aquellas que nos han de hacer florecer.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.