La Impaciencia

El problema no es el tiempo
ni mi falta de paciencia.
Tampoco lo es el mundo
ni su «falta de eficiencia”

Yo soy el problema.

Viviendo un presente con urgencia
que añora un futuro aún sin existencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.