Lo dí todo

Viviré el momento
sin perderme en pensamiento,
hasta que no quede
ni rastro de remordimiento.

Nuevos recuerdos
endulzarán mi pasado
y aquietarán el mar
de los futuros arrepentimientos.

Viviré el momento
siempre alerta y muy atento,
hasta que perdón
me ruegue el pensamiento.

Por hacerme creer
durante tanto tiempo
que solo fui bueno
en perder el tiempo.