Lo que llevo dentro

Ante mi espejo
con ojos tiesos,
juzgo un reflejo
lleno de tropiezos.

Pensamientos
van y vienen,
que creo
poco ciertos.

Son amargos
y muy tercos,
carentes de finales,
carentes de comienzos.

Siguen juzgando
a través del espejo,
sin saber que hay tanto
que no tiene reflejo.

Seguimos juzgando
lo que vemos en el espejo
y al mismo tiempo obviando
tantas cosas que no tienen reflejo.